12 de marzo de 2012

La Gritería de penitencia

Salvador Guillermo Muñoz
Tomado de “Cuentos, Mitos y Leyendas de Nicaragua”

El día 14 de agosto se celebra la gritería en víspera de la fiesta de la Asunción de la santísima virgen María, la estableció el Obispo de León Dr. Isidro Augusto Oviedo en ocasión de la quinta erupción del cerro Negro, desatada el día 14 de julio de 1947, el cerro negro en esa ocasión recobrada día a día mas fuerzas, la arena era persistente, el volcán lanzaba lava, piedras incandescentes, fuego y rugidos atemorizantes, la gente huía del lugar, se cubría con paraguas, anteojos, turbantes etc., se pensó que la misma catedral iba a sufrir en ella una catástrofe si no le botaban la arena que ya acumulaba en el techo. 

Se organizaron procesiones de rogativas con la imagen de la virgen implorando la intersección delante del bendito hijo, es desde entonces que se celebra la gritería chiquita en la ciudad de León. Este día es muy esperado por el pueblo leonés, se hacen los preparativos similares a los de la celebración de la Purísima, se adornan los altares, se escuchan los cánticos a la virgen, se preparan los obsequios, algunos lugares de familias reconocidas, desde muy tempranas horas, la gente hace grandes colas ( hasta 2,000 personas esperando su turno), para poder recibir sus obsequios de los niños y los adultos, también se quema pólvora en las horas definidas en la propia festividad, con la diferencia que esta es una celebración de la ciudad de león, no se celebra igual en otras partes de Nicaragua. 

La catedral de León, prepara su festividad, celebra misas en honor a la virgen y enfrente de la iglesia catedral en el atrio de la iglesia, hacen una plataforma para la presentación de grupos artísticos, que llegan a celebrar esta ocasión especial, en la plazoleta de la iglesia, instalan un gran letrero lleno de pólvora que al quemarse dice frases alusivas a la celebración, utilizando luces de varios colores, crean la sensación de la quema de un gigantesco altar a la virgen de concepción. 

También esta celebración es acompañada por toritos encohetados (llenos de cohetes), que son armazones de vara de bambú, donde agregan cohetes, morteros y luces de colores, sale el torito a perseguir a los feligreses, mientras va reventando la pólvora en el armazón, esto es conducido por una persona de la comunidad, incluso hay varias gigantonas danzando con los enanos cabezones, los payasitos y los copleros, todos danzando al son del tamborilero, luego los copleros dicen sus coplas en alusión a las chavalas o a cualquier personaje conocido. Es una gran celebración ¡Que viva la virgen Maria!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada